"NO SERÍA DIFÍCIL IDENTIFICAR AL ABUSADOR SI EL COLEGIO Y EL OBISPADO AYUDARÍAN CON LA CAUSA"

REGIONALES 05 de agosto de 2021 Por Radio Rafaela
Así lo confirmó Vanesa, la mamá de la niña abusada la semana pasada en el Colegio San josé. Escuchá las duras declaraciones en esta nota donde además expone a los profesores que vieron a su hija temblar del miedo y del dolor en sus partes íntimas.

el-colegio-san-jose-rafaela-depende-directamente-del-obispado-y-es-una-las-tres-instituciones-educativas-privadas-esa-ciudad

Con una fuerza e integridad increíble, Vanesa contó a RADIO RAFAELA estremecedores detalles de la causa que conmueve a la ciudad. Desde el miércoles de la semana pasada, con su familia se encuentra en el centro de las miradas recibiendo numerosas manifestaciones de apoyo de la sociedad que los acompaña en su pedido de justicia.
 
Precisamente, el pasado 28 de julio empezaba para Vanesa y sus seres queridos un terrible calvario, al descubrir que su hija de 7 años había sufrido un grave ataque a su inocencia. Fue en ese momento en que comenzó para ellos el camino en búsqueda del esclarecimiento de los hechos.
 
Vanesa contó en diálogo con este medio que, afortunadamente, “la causa avanzó mucho con la Cámara Gesell” que se realizó en los últimos días. Aseguró que su hija pudo expresarse de forma tal de confirmar los hechos denunciados. “Está confirmado que fue dentro del colegio en horario escolar, en el baño del colegio, y que fue un adulto hombre que habría abusado de mi hija”, contó Vanesa.

Ahora las inquietudes recaen especialmente sobre quién sería el responsable de este aberrante acto, que no estaría identificado por el momento, aunque la víctima habría indicado algunas características que podrían orientar esa identificación. “No sería difícil identificarlo si la institución y el obispado colaborarían”, sostuvo Vanesa.

AS6WDQO4JFCXBIW2MU6UTZDICI

Sin colaboración
En un pormenorizado relato, Vanesa contó que “el día miércoles de la semana pasada descubrimos el abuso, el jueves hubo clases normalmente”. Así manifestó su indignación, entendiendo que “desde el día una que la escuela no toma medidas”.

En ese contexto, y tras concretar la denuncia, los padres de la víctima se reunieron la institución para ponerlos al tanto de lo ocurrido. “No vamos contra ellos, dijimos que íbamos a ser un equipo para encontrar al responsable”, dijo Vanesa, explicando que esa era la intención inicial.

“El jueves a las 13.30 se hace una reunión con todos los padres para saber qué medidas se iban a tomar y lamentablemente el abogado de la institución (como todo el personal de la escuela) nos mintió a los 40 padres y a la prensa. Nos dijeron que nosotros como padres podíamos ver las cámaras, y eso no fue así. Es una falta de respeto de la escuela a los padres, a la prensa, a toda Rafaela”, sostuvo la madre de la víctima con mucha indignación.

Aclaró, entonces, que cuando la justicia secuestró todos los equipos, descubrieron que desde el mes de junio no funcionaba por una baja de tensión que les quemó las cámaras. También una semana antes del hecho denunciado se habría quemado el lector biométrico del ingreso de la escuela.

“¿No saben que las cámaras están rotas? No hay seguridad dentro del Colegio San José. Gracias a Dios la sociedad está colaborando”, manifestó Vanesa.

Desesperado pedido de justicia
“Queremos justicia por mi hija y por todos los chicos. El colegio nos cerró las puertas, tuvimos que pedir nosotros una entrevista con el obispado. El obispo no colaboró, la escuela no colabora, es hermética. No vemos colaboración por parte de la escuela ni del obispado”, afirmó la angustiada madre.

Apuntando directamente a la institución, Vanesa relató: “el miércoles mi mamá la retiró y me dice que tiene mucho dolor en su parte íntima. Eso mi hija se lo comenta a los profesores. Ellos sabían que estaba temblando, que estaba asustada y con miedo, y jamás me llamaron. Desde el establecimiento no me dijeron cómo estaba mi hija, esperaron a que ella termine su jornada del día”.

Fue entonces que decidieron llevarla a un ginecólogo. “Él ve el abuso y nos deriva a clínica Nacer con una serie de protocolos para denunciar lo sucedido. Yo estuve con mi hija en ese momento y el médico la revisó, pero no la tocó. Estaba totalmente a la vista el abuso. Hizo el informe correspondiente y me derivo a Clínica Nacer recomendando todo el protocolo con una médica pediátrica”, relató la madre de la menor.

“La revisó el médico ginecólogo y nadie más. No fue revisada por un médico forense ni por nadie más. Solamente tenemos el informe del médico ginecólogo y eso también fue mal accionar”.
“Sabemos que hay ciertos protocolos, pero obviamente sabemos que hubiese tenido que revisarla un médico forense. El abuso está, existió, dentro del colegio en horario escolar y por parte de un adulto hombre. La jueza dictamina que hubo abuso dentro del colegio”, aseguró Vanesa.

san-jose 
La intervención de la justicia

Sobre el sorpresivo cambio de fiscal el pasado fin de semana, Vanesa aseguró que les llamó mucho la atención. Poco después les aclaran que trabajaran en conjunto Capitanio y Burella. “Con el correr de los días hablamos con las fiscales y confiamos en ellas, en la justicia. Ya hablamos con las dos fiscales y tuvimos que recurrir a un abogado querellante por el manoseo de la causa. Y porque queremos estar dentro de la causa. Ellos nos aceptaron como querellantes el lunes por la tarde, y todavía no tendríamos el expediente”, declaró.

“Confiamos en las dos fiscales que tenemos hoy, más allá de lo que pasó vamos a confiar en Fiscalía y la justicia. Lo único que queremos dejar en claro es que no estamos en contra de que los padres manden a sus hijos al colegio, los chicos necesitan su rutina, la institución debía volver a abrir, pero tiene un abusador adentro. Y desde la escuela no colaboraron”, dijo Vanesa.

“Ellos tapan todo y siguen teniendo a los mismos hombres adentro. Hacen como si el caso ni existiera y me parece una falta de respeto a todos los padres, a nosotros, a mi hija”.
“Nosotros estamos esperando una explicación. Convocamos a una reunión a todos los padres del curso de mi hija y nos dijeron que nosotros como padres vamos a poder ver las imágenes ya que había una persona en ese momento mirándolas. El abogado dice lo mismo, y era todo mentira”.

“Si quisieran tener una actitud proactiva frente a todos, no hacía falta la mentira. Algo ocultan. En ningún momento quisieron colaborar, y el obispo tampoco porque me dijo que esperaba a la justicia y que dentro de su institución no iba a sacar a nadie”, denunció.

El apoyo de la sociedad
Contando con la contención y la colaboración de gran parte de la ciudadanía rafaelina, continuarán los pedidos de justicia en diferentes manifestaciones.

Al mismo tiempo, Vanesa aprovechó la oportunidad para pedir “perdón a todas las familias que acusaron y no tenían nada que ver en el caso. No queremos que inculpen a nadie sin antes tener un dato fehaciente. No tenemos culpables ni sospechosos”.

“Agradezco a la sociedad y quiero que nos sigan apoyando, pero no hay que culpar a nadie sin una prueba”, aclaró. Al mismo tiempo, sostuvo que en estos momentos están solicitando que se realice una rueda de reconocimiento, “por eso estamos pidiendo a toda la gente que nos ayude, que tenga fuerza el caso para que mi hija pueda hacerlo y haya pronto esclarecimiento”.

“Hay datos muy específicos que da mi hija. Pero la institución no quiere colaborar. Quiero dejar muy en claro al colegio y al obispado que no va a ser una causa más que ellos van a encubrir. El caso de mi hija se va a esclarecer, la gente va a seguir marchando y agradecemos de corazón que nos acompañen. El colegio tiene que seguir trabajando, pero sin un abusador adentro”.
 CXPUONWGK5GCTA6BIB5C4SPZ6U

“Mi hija va a ser el último caso”
“Ella no es más la misma nena, está todo el día con nosotros, y confío que va a salir adelante. Estamos íntegros, tenemos mucha fuerza para seguir. Ella está contenida por nosotros y un grupo de psicólogos. Es fuerte, va a estar bien, estuvo una hora y 35 minutos contando lo sucedido frente a gente que no conoce en cámara Gesell”.

“No queremos ni un abuso más, en ningún chico. No va a volver a ocurrir. Tenemos la fuerza suficiente para que no vuelva a pasar. Mi hija va a ser el último caso. Tenemos la colaboración de toda la gente, confiamos en que se va a esclarecer”, dijo.
“Tenemos que terminar con esto, el caso de mi hija tiene que ser el último. Al culpable lo vamos a tener, y necesitamos mucho apoyo pata que se llegue a la verdad. Por favor les pido que ayuden a nuestra causa”, dijo Vanesa.

Al mismo tiempo, refiriéndose a la actitud de su hija en este momento, contó: “Ella misma nos dijo que no iba a volver al colegio hasta que no encuentren a la persona que le hizo esto porque sino se lo iba a volver a hacer. Nosotros confiábamos plenamente en la institución, la seguridad que le brinda el Colegio San José a los chicos es nula”, sostuvo.

banner movil





Te puede interesar