Aumentaron los contagios en diez provincias: ¿puede haber una tercera ola de coronavirus?

NACIONALES 24 de octubre de 2021 Por Editorial
En medio de las flexibilizaciones, hubo un aumento de casos en 10 provincias, después de cuatro meses de retroceso, y cerca del 40% corresponden a la variante Delta.

1010x567_coronavirus-argentina-394552-075509

En las últimas dos semanas, el promedio de contagios de coronavirus en la Argentina comenzó a subir nuevamente luego de cuatro meses de retroceso. La tendencia se consolida en silencio, mientras la variante Delta gana terreno en un escenario marcado por aperturas y flexibilizaciones, y a la vez que una nueva ola de infectados impacta en varios países de Europa. 
 
Los casos aumentaron en 10 jurisdicciones del país, incluidas la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. También en Salta, Tucumán, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa, Neuquén y Chubut. En la calle se sigue viendo un predominio de barbijos pese a que el Gobierno eliminó la obligatoriedad de su uso al aire libre. Sin embargo, el regreso del fútbol con público, los recitales, la reapertura de boliches y los actos políticos masivos exhiben postales contrarias: allí se ven aglomeraciones a cara descubierta y nadie parece preocuparse por sostener las medidas de cuidados.

Suben los contagios de coronavirus: por qué noviembre puede ser “un mes bisagra”
El avance del plan de vacunación (el 55% de la población ya tiene las dos dosis) provocó un descenso significativo de la ocupación de camas de terapia intensiva. En ese escenario, y antes de la llegada de la temporada de verano, los infectólogos sostienen que noviembre “puede ser un mes bisagra”.

“Va a ser muy importante lo que pase en las próximas semanas. Si el numero de casos aumenta, pero a nivel moderado, es posible que podamos ir controlando muy bien la variante Delta, a diferencia de lo que ocurrió en la mayoría de los países”, señaló Eduardo López a Todo Noticias.
 
Y profundizó: “Ahora estamos como en un impasse, con un ligero aumento de casos. Sin embargo, la variante Delta está aumentando respecto de las semanas anteriores. Alrededor del 40% de los casos que se secuencian corresponden a Delta, con lo que hay riesgo de una mayor transmisibilidad, teniendo en cuenta que esa es una de las características de esta variante”.

Sobre la posibilidad de que se produzca un rebrote o una tercera ola, López respondió: “No lo sabemos. Es evidente que no hay un número importante de casos graves, pero hay que ser cautos. Hay que seguir vacunando con dos dosis, vacunar a los chicos y pensar en la gente que se vacunó hace ocho, nueve meses, como los adultos mayores de 65 años y el personal de la salud, que van a necesitar un refuerzo de la inmunización”.

Luis Camera, integrante del comité de asesores de la Casa Rosada, observa que “en los últimos días se duplicaron los contagios en las ciudades grandes, lo cual es lógico porque ya se tiene que expresar una ola de la variante Delta. Eso debería suceder una vez que las otras variantes fueron reducidas en su expresión a través del plan de la vacunación”.

Y agrega: “Hace falta seguir vacunando para poder situarnos en un 80% y alcanzar la inmunidad de rebaño. Vamos a tener una ola por Delta, pero en la medida que se vacunen a casi todos a partir de los 3 años será más pequeña. Si ese porcentaje de la población no se vacuna, podemos tener una ola de cierta significancia en el número de casos, aunque no en el nivel de internaciones en terapia intensiva. En el peor de los casos, podemos tener una ola al 10% o al 15% de lo que fue la segunda”.

Los infectólogos responden: ¿puede haber una tercera ola de contagios en la Argentina?
Mario Lozano, virólogo molecular: “Es muy probable que los casos sigan aumentando a causa de la variante Delta, pero no veo un escenario de preocupación porque tenemos una tasa de vacunación muy alta, sobre todo en adultos mayores y ahora se está vacunando a niños. Donde la variante Delta hizo estragos en términos de mortalidad fue en países donde había una tasa muy baja de vacunación, cinco veces menor a la que hoy tiene el país”.

“En otros países donde no hay tanta mortalidad pero sí hubo un aumento significativo de casos, como Israel o el Reino Unido, el rebrote estuvo motorizado por niños, niñas y adolescentes. Y acá ya se están empezando a vacunar”.

Jorge Geffner, inmunólogo de la unidad COVID del Conicet: “Con el aumento de la variante Delta sumado a las flexibilizaciones es muy probable que en las próximas semanas tengamos un aumento de casos y empiece una ola cuya magnitud hoy desconocemos. En Chile, en cinco, seis semanas la variante Delta desplazó a las demás, pasó a ser predominante y duplicó el número de casos. Acá ya desplazó a Manaos y a Andina como primer variante”.

“Pese a que tenemos un plan de vacunación que avanzó mucho, seguramente tendremos un aumento de contagios de la mano de la variante Delta y en un escenario de flexibilización de todas las actividades.

Juan Carlos Cisneros, subdirector del Hospital Muñiz: “La cepa Delta no está generando un impacto en el número de casos, y menos en el nivel de internaciones. Aunque suban los casos, seguimos en descenso de internaciones y casi todos los cuadros que se ven son leves.

“Desde esa perspectiva, estoy de acuerdo con que se profundicen las aperturas, teniendo en cuenta que las cepas de las que nos teníamos que cuidar ya están adentro”.

Bárbara Broese, jefa de Epidemiología de San Isidro: “Los casos vienen aumentando en concordancia con la creciente circulación comunitaria de la variante Delta y el relajamiento de las medidas de cuidado”.

“Lo que podemos esperar para las próximas semanas es que sigan en aumento los casos, siempre y cuando no siga disminuyendo el testeo, porque la variante Delta se va a convertir en predominante, con lo cual habrá que seguir de cerca indicadores como ocupación de camas para ver el impacto real de la situación”.

Fuente: Todo Noticias

banner movil



BANNER WEB AMBOS

Te puede interesar