LLEVÓ A BOCA JUNIORS A SU PRIMER GIRA EUROPEA Y MURIÓ OLVIDADO EN LA POBREZA

LOCALES 21 de agosto de 2020
Fue uno de los artífices de la primer gira europea de un equipo argentino en 1925. La misma no sólo hizo conocer a Boca en el Mundo, sino también de ese mismo viaje surgió el apodo de su hinchada, LA Nº12. Te contamos la apasionante historia de FÉLIX ISASI ISASMENDI, quien vivió sus últimos años de vida en Pilar de Santa Fe, donde descansa en paz.

portada

Dentro de una localidad como la nuestra, por más pequeña que sea a comparación de otras grandes urbes, siempre aparecen historias nuevas por narrar. O historias viejas quizás, pero muy poco contadas. Historias que quedan en el olvido o que penden de un hilo para que alguien las tome y las desglose para que sean públicas, para que le lleguen al grueso de la gente que camina hoy las mismas calles y las mismas veredas que otros caminaron y que quizás nunca pensaron que tantos años después sus propias vidas se iban a replicar de manera digital como hoy todo se viraliza en cuestión de segundos. 

Hace un par de meses, nos acercamos al cementerio de nuestro pueblo para hacer una nota sobre daños materiales que habían provocado algunos menores del pueblo en horas de sus tardes de aburrimiento de cuarentena. Recorriendo los pasillos de este lugar y tomando fotografías de los hechos, en compañía de 2 jóvenes que trabajan en el mantenimiento del mismo, nos contaron que se habían enterado hace poco, que entre esas miles de tumbas, yacía un "fundador o dirigente de Boca Jrs" y que no sabían cómo había terminado acá, pero que era real y que vívia en la cortada 7 Jefes. 

117950290_3002501713194832_9065546799016056850_n
Ingreso a calle 7 JEFES de Pilar Santa Fe - Félix vivió sus últimos 12 años de vida en 2 de estas casas.

Anotamos el caso como un posible e interesante informe, que logramos cerrar gracias a la ayuda de quienes figuran en el pie del mismo como fuente.  

Antes que nada, anticipar, que este hombre, además de ser uno de los primeros socios del Club de la Ribera, fue el primer empresarios del fútbol argentino, encargado junto a un par de amigos, de financiar y coordinar una de las epopeyas más grandes e históricas del Club Boca Juniors, la gira de 1925. En ella el mundo conoce a Boca y de ella surge el apodo de su hinchada, la Nº12.  

VAYAMOS AL GRANO! La historia tiene que ver con un español, que vivió sus últimos años en Pilar de Santa Fe, donde murió en 1963 y donde descansa en paz, Pilar de Santa Fe. Hablamos de Félix Ysasi Ysasmendi, por lo menos así deletrearon su nombre en la placa que yace junto a su tumba, en el sector Noroeste del cementerio parroquial, aunque en muchos otros archivos figura sin la Y grienga e inclusive simplificado: FÉLIX ISASI ISASMENDI. 

117832969_1824106891070659_5926679337586371180_n

Félix, según los datos que pudimos recabar, nació en España en el año 1886. hijo de Dionisio Isasmendi y Doña Julia Bugasti. En su adolescencia, llegó a ser Bioquímico y con ese título bajo el brazo, subió a uno de esos tantos barcos de inmigrantes que a principios de siglo XX seguían llegando a tierras argentas, buscando cumplir sueños inconclusos y encontrar tal vez nuevas oportunidades de vida. 

Nunca ejerció su profesión en nuestro país, ya que pasados los 20 años se forjó sin esperando, en un hábil empresario textil con fuertes nexos dentro la comunidad española que residía en Buenos Aires. Junto a algunos de estos jóvenes empresarios españoles, invirtió dinero y tiempo en proyectos culturales y según pudimos averiguar, fue impulsor de las primeras grandes obras de teatro europeo que llegaban a nuestro país, como también los estrenos de las primeras películas en cines provenientes de otros países.

En una de esas obras, nos contó su sobrino nieto Ernesto Ferrari de Rafaela, conoce a Octavia Ferraris (mejor conocida en Pilar como La Burlotina), quien había viajado a "la gran ciudad" en búsqueda de nuevas oportunidades (según nos cuenta, merece un informe aparte la vida de esta mujer).


heraldo teatroRecorte DIARIO LA VOZ DE MADRID, año 1924, donde quedan a la vista los contactos de Isasmendi, quien acercaba obras teatrales argentinas a España también. 

Comentan las fuentes, que el flechazo fue instantáneo y que la frase fue clara y directa: "Disculpe señorita, solo quería decirle que yo me casaré alguna vez con usted"  y así fue. 

Pero hablemos de lo que interesa en esta nota. ¿Cómo esta pareja de enamorados llegan a ser parte sin darse cuenta, de la historia grande de uno de los clubes más importantes del país y del mundo? 

Parece ser que allá por 1924, en los Juegos Olímpicos de París, la selección uruguaya de Fútbol gana el oro dejando grandes impresiones del deporte sudamericano en tierras europeas. Para no quedar atrás, la por entonces Asociación Argentina de Fútbol, quiere aprovechar la ocasión e intenta enviar un seleccionado nacional para que realice una gira por el viejo continente e impulse la disciplina sudaca en el mundo.

Pero no hubo acuerdo entre los dirigentes para lograrlo y tomó la posta Boca Juniors, quien venía de ganar los últimos 4 torneos consecutivos organizados por esta entidad. Aunque el club no era el de hoy y no contaba con los recursos económicos para afrontar semejante travesía, la misma implicaba tan solo en viaje 50 días en barco, mas los alojamientos, los viáticos. etc-


Ahí es donde aparece Félix, quien ya era socio y aparentemente dirigente del club de la ribera (no terminamos de chequearlo pero familiares nos dicen que si), junto a otros 2 empresarios españoles (Zapater e Ibañez). Los 3 acercan a la institución la propuesta de financiar ellos mismos de manera privada ese viaje.  

Tras la aceptación del Club, quienes se convertían en los primeros empresarios del fútbol argentino se ponen en campaña y organizan todo: primeros contactos, logística, viáticos, todo solventado desde sus bolsillos. Por aquellas épocas, cruzar el Atlántico costaba nada mas y nada menos que unos 22 días de espera, tormentas, lluvias y un horizonte de incertidumbre total.

53A
El plantel de Boca y un par de dirigentes, el día de partida hacia Europa, toda una revolución en la época. Félix está al medio de la foto y a la derecha de la bandera, con moño en el cuello de la camisa. 

Quienes llegaron a visitar a Félix en su casa de Pilar, fueron testigos de fotografías de ese viaje (hoy perdidas) donde se podía ver a los jugadores entrenando sobre la plataforma de madera con las camisetas colgadas en sogas secándose al sol del Atlántico. Estos jugadores, además eran trabajadores, obreros de clase baja en su mayoría, y para aceptar el desafío, también aceptaron los $10 por día que Félix y sus socios ofrecían a las familias de cada jugador así las mismas podían tener el pan sobre la mesa en sus ausencias. 

$300 por mes, para aquellas épocas, era considerado como uno de los mejores sueldos de un profesional. 

Uno de los tantos documentales sobre esta famosa gira, manifiesta que hasta hinchas de River fueron a despedir a este plantel rumbo a Europa con escala en Montevideo.


Un dato que pudimos encontrar en nuestra investigación, y que ningún portal que hable de este viaje confirmaba, era que Félix, viajó a esa gira y que lo hizo acompañado de Burlotina, su esposa. Así lo afirma el pasaporte de ella, sellado y firmado por la aduana argentina 5 días después de que partiera el equipo desde Montevideo Uruguay.

Junto a ellos, viajó Hugo Marini, un periodista del Diario Crítica. Dejamos algunos fragmentos de esos reportes para magnificar la situación.

fragAl pisar su tierra de origen, los empresarios se encargaron de llevar al contingente al alojamiento conseguido en la ciudad de Vigo, donde fueron recibidos por el Gobernador Militar y el Alcalde de la ciudad con honores.  Se realizarían los 2 primeros amistosos, el 5 y 8 de marzo de 1925. 

SAAS
Foto del pasaporte de Octavia, cedido por su sobrino y luego acompaña al equipo (que venía de obtener 4 títulos consecutivos en la AAF) por una odisea que duró más de 5 meses y donde Boca jugó un total de 19 partidos en España, Alemania y Francia. 

LOS DETALLES DE LA GIRA

La delegación boquense estuvo encabezada por el vicepresidente del club Adelio Cariboni y el secretario Vicente Decap. Contó con doce jugadores del riñón xeneize, entre los que se destacaban el arquero Américo Tesorieri, el capitán Alfredo Elli y los goleadores Domingo Tarasconi y Antonio Cerrotti. Además se reforzaron con cinco de los mejores jugadores del país, entre los que estaban Cesáreo Onzari, figura de Huracán, y Manuel Seoane, quien fuese el goleador de la gira con doce tantos.

Así fue que se embarcaron a Europa el 4 o 5 de febrero de 1925 (las fuentes citan ambas fechas, posiblemente por una demora en Montevideo) para llegar veintidós días después a España donde afrontaron el primer partido de la gira y derrotaron al Celta de Vigo por 3 a 1, ante 25.000 personas que agotaron todas las entradas y que inclusive . Siguieron su camino en la Madre Patria logrando sucesivas victorias ante el Deportivo La Coruña, Atlético Madrid (foto), Real Madrid y Espanyol de Barcelona, donde atajaba Ricardo Zamora y al que Tarasconi, tras previo aviso, le convirtió un gol desde veinticinco metros.

LOS MEDIOS ESPAÑOLES SIGUIERON LA GIRA INCLUSIVE DÍAS ANTES DE LA LLEGADA DEL PLANTEL 

heral
Una caricatura de Félix en la sección deportiva del periódico HERALDO DE ARAGÓN. (imagen encontrada en la base de datos de la Biblioteca Nacional de España, sección periódicos). Decía: FELIX ISASMENDI, representante de Boca Juniors, que, con los jugadores que lo componen, ha venido de Buenos Aires. 

Boca tenía planeado seguir la gira por Francia cuando finalizara sus compromisos en la Península Ibérica, sin embargo dos derrotas consecutivas ante el Real Unión de Irún y el Athletic Bilbao, hicieron que los organizadores franceses den marcha atrás en su decisión, por lo que el próximo destino no fue París, sino Munich. En Alemania enfrentaron a conjuntos de Berlín, Leipzig y Frankfurt, entre los que se destaca un heroico empate logrado frente al Bayer Munich. 

Amateurismo_1925_111
La buena performance mostrada en tierras teutonas, que le valió a los xeneizes el apodo de “Malabaristas del fútbol”, hizo que los franceses se arrepintieran de haber declinado el amistoso y los convocaron nuevamente para enfrentarse a un combinado de París. En la ciudad luz, Boca cerró la exitosa gira con una contundente victoria por 4 a 2 y con un balance más que positivo donde incluyó quince victorias, un empate y tan sólo tres derrotas.

asaass
BOCA jugó en 5 meses un total de 19 partidos, ganando 15, empatando 1 y perdiendo 3. Provocó 40 goles y les hicieron solo 16. 

EL JUGADOR NÚMERO 12

Un dato curioso es que Boca no estuvo sólo durante la gira, junto al plantel, el periodista, un par de dirigentes y el cuerpo técnico, estaba junto un escribano acomodado económicamente llamado Victoriano "Toto" Caffarena que colaboró monetariamente pagando su pasaje y el de algunos jugadores y a su vez en la estadía europea por falta de personal especializado, hacía las veces de masajista y utilero. Y hasta formaba con el equipo en la cancha. Allí nació el verdadero Jugador Número 12, al otro lado del Océano Atlántico y treinta años antes de que Alberto Jacinto Armando oficializara ese apodo para la parcialidad Azul y Oro en 1955.

BhMXKAowI_720x0__1

EL REGRESO TRIUNFAL Y EL SALDO ECONÓMICO

Luego de treinta días en alta mar, el plantel arribó a Buenos Aires el 12 de julio de 1925 y fue aclamado por una multitud que los recibió como héroes. La AFA no se mantuvo al margen y por la exitosa gira denominó al club de La Ribera como Campeón de Honor. Lo cierto es que el emprendimiento fue deficitario económicamente para el club y los empresarios, que inclusive se comprometieron a dejar un sueldo para cada familia de los jugadores durante los meses de ausencia. 

¿QUÉ PASÓ LUEGO CON ISASMENDI? ¿CÓMO TERMINA EN PILAR?

Desconocemos los detalles de la vida de Félix y Octavia mientras el plantel giraba por Europa durante 5 meses. Sabemos que estos 3 empresarios se hicieron cargo de toda la logísitica y el cobro de cachets para cada partido. Pero podemos afirmar que esta pareja no volvió a Buenos Aires ni fue testigo de ese recibimiento trascendental que tuvo el equipo al llegar al puerto, donde los esperaban miles y miles de hinchas de todos los equipos. Habían hecho historia y todo el mundo hablaba bien de Boca. 

Por lo que pudimos averiguar,  deciden quedarse en España, más precisamente en Valladolid, donde Félix funda una exitosa fábrica de cosmética. Les va muy bien y logran una gran fortuna. Se empiezan a codear con el alto empresariado español y también con cuestiones políticas/militares. Quienes lo conocieron lo relacionan al entorno u oposición del dictador Franco. 

Llega la Guerra Civil y tras la toma de empresas privadas, años de bombardos y luchas civiles, algo sucede para que dejen todo lo que tenían, y sin mirar atrás, huyan por la noche con un par de valijas y algunos recuerdos. Otra vez hacia Argentina. 

118208592_384568272512463_4743963410920828036_n
En esta casa (imagen actual) sobre calle 7 Jefes en el Sur de Pilar, vivieron Félix y Octavia sus últimos años. 

No tenemos bien claro si están algunos días o meses en Buenos Aires, ni tampoco que pasó con los importantes contactos con los que contaba en Europa o en nuestro país, pero algo los hizo venirse al remoto pueblo de Pilar, donde la gente que los conocía sospechaba que de algo se escondían o escapaban. Pidieron asilo a familares de una Burlotina a la que hacía ya 30 años no veían más por la localidad, y con la que solo se comunicaban hasta ese momento mediante cartas, sabiendo sobre ella la lujosa vida que tenían en España.  

Dialogamos con Atilio Bertone, un vecino de Pilar que manifiesta haber compartido de niño junto a su hermano Miguel, muchas tardes con Don Félix en su casa: "Ellos llegaron al pueblo allá por la década del 50. Resulta que mi mamá era muy amiga de la mujer de Félix, Doña Octavia Ferraris. Ibamos a su casa, ahí en la cortada 7 Jefes. Siempre nos contaba historias de sus días en Europa o sobre la gira organizada para Boca. Era un hombre muy cerrado con el pueblo, pero abierto con nosotros que eramos niños, nos mostraba fotos de la gira del 25, tenía recortes de diarios... en Pilar se hizo amigo de Ñato Keller y de Paustasso." Y agregó uno de nuestros colaboradores con la búsqueda de información: "Recuerdo también que siempre recibía cartas desde diferentes partes del mundo, amigos, empresarios o conocidos con los que seguía teniendo comunicación escrita, aunque desconozco si estaban al tanto de su condición de pobreza, ellos eran muy muy humildes"

Nos cruzamos en esta investigación con 2 pilarenses hinchas de Boca: Héctor Catena y Bruno Manzo. , que de casualidad también en marzo d este año al enterarse de que Félix yacía en el cementerio local, habían estado buscando datos de este curioso personaje.

Héctor nos contó: "por lo que pudimos averiguar, él vendía o cobraba seguros y su mujer al tener parientes en Pilar era la que más relación con el pueblo mostraba. Producía perfumes y cremas caseras (de esas recetas con las que habían tenido una empresa en Europa, y las vendía en el pueblo. En Pilar la conocían como la Burlotina Ferrari, porque era una mujer que hablaba todo el tiempo y muy fuerte, muy extrovertida. Pero él en cambio casi que ni salía de su casa, por eso mucha gente del pueblo no lo conoció lo suficiente"

Bruno nos pasó el dato de que había un sobrino o ahijado por estas zonas, que quizás tenía algo más de información. Gracias a ese dato, localizamos en Rafaela a Ernesto, hijo de Italo Ferraris (Ahijado de esta pareja tan peculiar) y nos contó detalles sobre los últimos años de Félix Isasmendi: "Lo recuerdo como un hombre d mucha presencia y muy inteligente, de los más inteligentes que conocí en mi vida. Al principio vivían en la casa de la mamá de Pepe Ferrari, mi tío. Más tarde se mudaron 2 casas al sur sobre la misma calle 7 Jefes. El falleció en la pobreza total, en una sala del Hospital José Vionnet, donde estuvo internado varios días. Ella falleció en el 77, era una señora muy alegre y pituca, contaban que de chica era muy linda..."

También hablamos con María Inés Ferrari, quien nos contó que ya no queda recuerdos de esta pareja. Solo un tapado de piel de los pocos que pudo traer Octavia de Europa cuando escaparon sin mirar atrás.

También pudimos saber que para afrontar los gastos de sepelio y de construcción de un panteón, se comenta internamente entre los familiares a los que tocamos, que Burlotina se puso en contacto con el propio Alberto j Armando, quien por ese entonces ya era presidente de Boca y fue tan exitoso en ese puesto que lleva su nombre la misma bombonera.

Este dirigente y empresario boquense, conocía lo que Isasmendi había hecho por el club, lo apreciaba y reconocía mucho por el empujón que provocó Félix con esa gira de 1925 y se hizo cargo de los costos fúnebres y de la elaboración del panteón.  

117413982_1683215488508511_8470918206613840787_n
El panteón donde descansan en paz Félix y Octavia, el mismo fue construido con dinero enviado por uno de los presidentes más exitosos de la historia de Boca, quien además era amigo de Isasmendi.

Sobre ese gesto de Armando, hay una anécdota peculiar que describe un viaje de Burlotina hasta la propia Bombonera donde golpeó las puertas presentándose como la viuda de Félix Isasmendi. Qué al ser avisado Armando sobre su presencia, pidió permiso y se retiró de una reunión dirigencial e hizo ingresar a la mujer a la que atendió y ahí se enteró del fallecimiento de su amigo. Otra versión indica que la solicitud y favor fue mediante correo postal. 

Así es cómo de la nada toma forma esta historia, en la que muchos conocieron que gran parte de la importancia y reconocimiento mundial que tiene BOCA JUNIORS y el Fútbol Argentino fue gracias al ímpetu de Félix Isasi Isasmendi, el español que vivió sus últimos 12 años de vida en nuestra localidad, Pilar de Santa Fe, y donde el destino mismo decidió que posara en descanso eterno, junto a su compañera de vida Burlotina y en total anonimato...hasta el día de hoy.

117200472_309973007105211_1655011041837510885_n

banner movil



BANNER WEB AMBOS

Te puede interesar