Para Barletta está en juego «un freno al kirchnerismo»

POLÍTICA 04 de septiembre de 2021 Por Editorial
Piensa que la UCR debe tener un rol protagónico en 2023, entro de Juntos por el Cambio. Una propuesta a partir de admitir los errores del gobierno nacional anterior.

238356942_4160669210654820_6469667027501152074_n

El candidato a diputado nacional Mario Barletta dijo que en las elecciones nacionales de este año está en juego la posibilidad de «poner un freno al kirchnerismo», y aclaró: «no se trata de que los dirigentes políticos tengamos un cargo más o menos, una porción más o menos de poder, sino de hacer que en las Cámaras del Congreso de la Nación no haya una mayoría para el oficialismo, para el populismo».

«Ya está claro que van por todo. Y que no es algo que simplemente dicen, si pueden lo van a hacer. ¿Y qué significa que van por todo? Bueno, exactamente eso: todo y no hay por qué no creerles», advirtió el ex intendente de Santa Fe.

En diálogo con El Litoral sostuvo que el peronismo «nunca ha tenido nada que ver con la movilidad social», que piensa a la pobreza como un sistema en el que lo clientelar y la dependencia con la ayuda del Estado es constitutivo, una parte necesaria del populismo.

«La pobreza les es funcional», dijo y explicó: «no se busca que la gente supere la pobreza, que se desarrolle, que alcance un nivel de satisfacción de sus necesidades, posibilidades educativas y laborales y un disfrute económico y cultural que le permita dejar atrás la pobreza. El peronismo cuando gobierna busca que los pobres estén lo mejor posible, pero que sigan siendo pobres».

Más adelante, comparó: «cuando nos tocó gobernar la ciudad frente a la inundación nuestra respuesta no fue chapas y colchones, o algún subsidio, lo que hicimos fueron obras e infraestructura contra las inundaciones».

«Nunca se intentó en este país generar condiciones para salir de pobreza, y más allá de lo que sufren las personas pobres, no se desarrolla el país», aseveró.

Ante una repregunta respecto de por qué el gobierno nacional de Mauricio Macri dejó esa deuda (la «pobreza cero» fue parte de las promesas electorales de 2015), respondió: «Por dos motivos: hay muchos impedimentos cuando no gobierna el peronismo, pero también porque se cometieron errores. Eso está claro, si el gobierno de Mauricio Macri o mejor dicho, si el gobierno de Juntos por el Cambio no hubiera cometido los errores que cometió hoy no estaría gobernando el kirchnerismo. Y si no partimos de reconocer esos errores, los vamos a repetir», admitió.

«Si el 65 ó 75% de los argentinos acordamos que no queremos vivir así, que queremos otro proyecto de país, lo que necesitamos es una propuesta más integradora para que esa mayoría pueda expresarse. Tenemos que generar las condiciones para esa fuerza política que logre asociar educación, ciencia y producción. Ninguna originalidad, lo que han hecho todos los países del mundo a los que les ha ido bien».

Defender Santa Fe
El ex embajador argentino en el Uruguay dijo que «presentamos una propuesta con una fuerte representación de todo el territorio provincial, con Dionisio Scarpín que es un dirigente del norte que ha estado al frente de movilizaciones para defender la producción de esa región santafesina. Y hoy sufrimos una ausencia de políticas desde el gobierno provincial, que además calla ante cada atropello de la Nación a la producción santafesina. El cierre de las exportaciones a la carne vacuna nos produce un enorme daño y el país pierde por día 8 millones de dólares para que hasta que lleguen las elecciones no suba la carne, como si no hubiera inflación; y la nueva ley de biocombustibles es también un duro castigo a Santa Fe que es líder en esos desarrollos: ¿dónde está la representación de los intereses de Santa Fe?». «Necesitamos -siguió- legisladores nacionales que sirvan a la provincia. Y ni hablar del gobernador que tampoco nada dice de la deuda que reconoció la Corte y por su afinidad con el kirchnerismo, y tomo como ejemplo al gobenardor Miguel Lifschitz y a los legisladores santafesinos que también lo reclamamos al gobierno nacional anterior».

«Hoy nos enlutamos en la ciudad de Santa Fe porque no hay paz ni orden. No se hizo nada para que eso suceda y tampoco hubo la coordinación de fuerzas con la Nación que se suponía que iba a cambiar las cosas en materia de inseguridad. Mientras, ellos trataban de dirimir sus peleas internas entre Sain y no sé quién. Y por eso ahora vemos que es candidato él y es candidata ella; el gobernador es candidato y la vicegobernadora es candidata. Y son dos mentiras, se rien de la gente, y no veo que haya un escándalo con esto que queda fuera de todo marco ético y de todo respeto institucional. Y digo que la candidatura de Perotti es una mentira porque está claro que si le tocara asumir no lo haría, ¿renunciaría a la gobernación para ser senador si se llegara a dar esa situación?».

Cuatro listas
Aseguró que derrotar al gobierno nacional es clave para que el funcionamiento del Congreso no quede en manos del oficialismo y mostró su confianza en que Juntos por el Cambio en Santa Fe va a lograr unificar su propuesta luego de las Paso y que «los dirigentes vamos a hacer todo lo posible, en las cuatro listas para sumar los votos a los candidatos de esa alianza en la elección general».

Entiende que el radicalismo muestra señales favorables, que «permiten ser optimistas». Recordó que tiene muy buenas perspectivas Morales en Jujuy, lo mismo que la UCR de Mendoza y de Córdoba. En algunas provincias su partido «se presenta de manera más pura y en otras va más con Juntos por el Cambio», en alianzas. «Pienso que es valioso lo de Martín Tetaz en capital y de una gran importancia nacional lo de Facundo Manes en la provincia de Buenos Aires. Nunca fue fácil unificar todas las expresiones del radicalismo en una candidatura bonaerense. Pienso que con Caro Lozada en Santa Fe formamos parte de esa esperanza radical», expresó al destacar que se trata de una apertura genuina a la participación de alguien que «como condición nos advirtió al aceptar el cargo que no va a aceptar bajadas de líneas partidarias si se trata de votar contra los intereses de Santa Fe».

La candidatura de la periodista «es una expresión del radicalismo que parte del entendimiento de que es necesario oxigenar la actividad política y tener una apertura verdadera».

Barletta se sorprendió por la virulencia, por momentos las bajezas, con que se lo ha criticado al candidato Facundo Manes del radicalismo bonaerense y admitió que son fuertes las vinculaciones de algunos dirigentes del Pro con medios de comunicación de capital federal que «se han encargado de esos ataques».

Para el ex embajador en el Uruguay hubiera sido lo mejor que el ex presidente Mauricio Macri llegara a Santa Fe a tomarse una fotografía con todos los candidatos de la alianza Juntos por el Cambio al parlamento argentino, en lugar de hacerlo solo con una de las listas. Y advirtió que en las cuatro listas hay dirigentes del partido del ex mandatario. «Macri no fue presidente por el Pro, sino por una alianza de partidos políticos y representó a ese consenso de fuerzas, doy mi opinión sobre lo que hubiera hecho yo de haber estado en su lugar, no sobre lo que hizo con una lista», aclaró.

 «Ni un día hubiera cerrado los jardines municipales»
Mario Barletta expresó que hizo falta que el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, llevara a la Corte el derecho de esa jurisdicción a abrir las escuelas pese a la decisión del gobierno nacional «para que en el país se acepte que tenemos una Constitución federal, que las provincias son autónomas respecto de la educación… En Santa Fe pasamos muchas semanas sin casos y hubo localidades en el interior que tampoco los tenían y que tardaron muchísimo en volver a tener clases presenciales».

Comentó que de haberle tocado ser el intendente hoy, frente a la pandemia y la cuarentena, los jardines municipales «yo no los hubiera cerrado, ni un solo día».

«Lo que hicieron con la cuarentena fue una clara demostración de no interesarles en absoluto la educación, los impactos que esa decisión tuvo sobre los jóvenes que en gran cantidad van a abandonar la escuela, y ni hablar de quienes van a iniciar sus estudios universitarios sin tener las bases y las condiciones mínimas necesarias. Menos educación, más pobreza», resumió.

El ex rector de la UNL fue un constante crítico de las aulas cerradas, durante lo más duro de la cuarentena y participó de reclamos junto a los padres que exigían clases presenciales. Sostuvo que la reciente decisión de habilitarlas, tan cerca de las elecciones, «la estrategia del gobierno fue flexibilizar ante la campaña electoral casi todas las actividades, lo que ratifica que no les interesa la educación. Que no está la escuela entre sus prioridades».

«Cuando nosotros planteamos en la campaña dejar atrás a Cristina, en realidad es una manera de decir dejemos atrás el populismo, el asistencialismo, porque Argentina que tiene todo para ser un país maravilloso, o al menos un país donde podamos vivir mucho mejor y por ese camino no lo logra».

 

banner movil



BANNER WEB AMBOS

Te puede interesar