ASESINÓ A UNA CLIENTA Y LA DESCUARTIZÓ PARA OCULTAR EL CUERPO

INTERNACIONALES 24 de mayo de 2022
Tras suministrarle bebidas alcohólicas y pastillas, el acusado mató a la joven y cortó su cuerpo en varias partes. En el domicilio del atacante encontraron objetos satánicos y carteles relacionados con el nazismo.

4MAGG6TK3FETJO5TYOJV7J64H4
El hombre publicaba en sus redes sociales, trabajos satánicos que realizaba. (Foto: ABC)

Un hombre conocido como el “carnicero tatuador” asesinó y descuartizó a una joven de 18 años en su vivienda situada en Madrid. En el marco del juicio por el crimen, la Justicia de España pidió prisión perpetua para el acusado.

En la causa también se acusa a Celia B.M.A., expareja del hombre procesado, por un delito de encubrimiento, por el que piden tres años de cárcel. Sin embargo, la fiscalía solicitó el archivo de la causa contra ella.

Leonardo V.J nació en Colombia y al momento de cometer el crimen tenía 27 años. El 15 de octubre de 2019 invitó a su casa a Emilce, la víctima, a la que conocía por haberle hecho tatuajes y suministrarle medicamentos sin receta.

Como ocurrió el asesinato

Tras llegar a la casa, la joven consumió cervezas y pastillas de Rivotril y en la madrugada del día 16 fue atacada por el hombre, que “aprovechando el estado de somnolencia” de la chica, trató de ahogarla con su brazo y con un cable.

Como no tenía suficiente fuerza, agarró con otra mano un cuchillo, se lo clavó en el abdomen y la asesinó.

Luego de eso, el acusado trasladó el cuerpo de la joven a la bañera, cortó con un bisturí las areolas al cadáver y realizó una incisión desde el ombligo hacia las clavículas, en forma de Y, “emulando una lámina de su propiedad donde figura una mujer con los mismos tatuajes que Emilce presentaba”, según informa el expediente de la causa.

“Tras ello el acusado recortó la cara de Emilce, así como los dos tatuajes que él mismo había realizado meses antes en el cuerpo de la citada, una daga y una rosa, y los colocó en salmuera a fin de conservarlos como trofeos”, añaden los escritos.

Luego del crimen, Leandro y su entonces pareja, limpiaron la sangre y los restos de la casa en la que ocurrieron los hechos.

A pesar de ello, una de las acusaciones recuerda que la mujer, tras abandonar la vivienda, denunció lo ocurrido a la Guardia Civil.

KFN46H3VQFEVRJHGZFMIRYC7DMEl hombre realizaba publicaciones satánicas en sus redes sociales. (Foto: ABC)

Argumentos para pedir prisión perpetua

En las audiencias, una de las partes alegó que la víctima era una persona de especial vulnerabilidad por su edad y enfermedad, mientras la otra considera que el acusado abusó sexualmente de la joven antes de acabar con su vida al considerar probado que Leonardo V.J. mantuvo relaciones sexuales con la víctima, ignorándose si fueron o no consentidas, y que posteriormente la mató “con el mismo interés de su propia satisfacción sexual”.

Los investigadores precisaron que, al momento del asesinato, el acusado tenía problemas mentales de los que supuestamente no estaba siendo tratado, y que en su casa había numerosos objetos de temática satánica y de terror, como calaveras, caretas de Hannibal Lecter, carteles relacionados con el nazismo, además de cuchillos y pistolas.

En redes sociales se hacía llamar “el carnicero tatuador” y vivía desde hace cuatro años en una casa de la calle Francia de Valdemoro que ocupó tras saber que había sido embargada por un banco.

Fuente: TN

banner movil





Te puede interesar