LLEVABA MAS DE 900 KILOS DE PESCADO ESCONDIDOS EN UN CAMIÓN

NACIONALES 26 de mayo de 2022
El detenido es un camionero que había realizado una "parada técnica" para recoger la carga extra.

1653532802470
Decomisado. El pescado iba a ser trasladado a Misiones. Foto: El Litoral

Personal de Gendarmería Nacional al requisar un camión cargado de cerámicas, que iba desde Salta hacia Misiones. El camión llevaba una carga paralela y completamente ilegal: 900 kilogramos de pescado de distintas especies, sin cadena de frío, sin precinto y algunos no aptos para el consumo. El vehículo y su carga fueron incautados y quedaron a disposición de la Justicia.

Ocurrió ayer pasado el mediodía, sobre Ruta Nacional N°12 y su intersección con Ruta Provincial N°120, cuando efectivos de la Sección Núcleo de Gendarmería Nacional, apostados en un puesto de control fijo en Villa Olivari, demoraron el paso de un camión proveniente de la capital salteña, que tenía como destino final la ciudad misionera de Oberá. Su carga consistía en varias toneladas de cerámicos; pero no era lo único que trasladaba.

Cuando uno de los gendarmes se aproximó a la ventanilla del conductor para alcanzar la documentación del vehículo, percibió un fuerte olor, característico de pescados. De inmediato, el chofer demostró un marcado nerviosismo, lo que encendió todas las alertas a los uniformados, quienes solicitaron una orden judicial para requisar el vehículo.

  
Para sorpresa, la otra carga que llevaba el camionero eran poco más de 900 kilos de pescado, de distintas especies, que había recogido en el camino con la finalidad de colocarlos en el mercado misionero y llevarse una importante diferencia monetaria. Los transportaba en bolsas de nylon, en la cabina y en distintas partes del camión, completamente desprovistos de los cuidados necesarios, ya que el producto debe mantener una cadena de frío para evitar su descomposición. En total llevaba; 99 piezas consistentes en 9 Surubíes atrigrados, 66 Surubíes pintados y 24 Bogas.

Al lugar acudió personal de la delegación local de Flora y Fauna, que orientó a los gendarmes acerca del delito cometido: una flagrante violación al decreto provincial N°1030/92 sobre pesca comercial y anexos.

La Justicia dispuso el secuestro del vehículo y de las especies que se hallaban escondidas en él. Mientras tanto, el conductor del robado fue dejado en libertad, aunque quedó sujeto a la causa.

Fuente : Diario Época/ El Litoral

banner movil





Te puede interesar